Si habéis heredado una cristalería antigua o tenéis alguna pieza de cristal con manchas difíciles de limpiar, ahí van unos consejos, aunque desgraciadamente no todas las manchas salen por completo:

1. El alcohol suele dejar manchas oscuras en el vidrio, así que no lo intentéis de esta forma, porque será peor.

2. Las manchas blancas que a veces aparecen se deben a un exceso de humedad del lugar de almacenaje. Cambiad de sitio las piezas y no guardéis botellas y similares con el tapón puesto.

3. Uno de los mejores antimanchas que tenemos a mano es el vinagre blanco o el limón (ambos ácidos). Dejaremos la pieza en remojo con agua y vinagre o limón (no demasiado concentrado, para no dañar la pieza) durante varios días, pasados los cuales, se enjuagará con agua templada.

Si se os sigue resistiendo, enviadme una foto y trataré de ayudaros.

About these ads